Parte 6 – El Hábito De Comer

Lo más fundamental para bajar de peso es saber que hay quemar más calorías de las que consumes.

Un plan para adelgazar te ayuda a lograr la meta mediante la limitación de la ingesta de alimentos. Menos comida que comas, menos calorías que se almacena y más calorías que vas a perder, esta idea suena muy sencilla y simple de seguir pero no es lo que necesitas hacer, necesariamente.

El hábito de comer constantemente es el primero que tienes que alcanzar, normalmente sabemos que sólo necesitamos tres comidas diarias: desayuno, almuerzo y cena, los bocadillos entre comidas son opcionales y dependen de cada persona, cuando tú estás en un plan para bajar de peso necesitas entrenar tu cuerpo para aceptar la comida en ciertos horarios todos los días, esto es para decirle a tu cuerpo cuando debe comenzara trabajar en los alimentos y preparar el metabolismo.

Por cada comida que comes, debes planear hacer dos intermedios o quiebres en tus comidas. Entonces debes hacer lo siguiente: Desayuno -> Bocadillo -> Almuerzo -> Bocadillo -> Cena -> Bocadillo. Sólo necesitas comer porciones más pequeñas en el desayuno, almuerzo, cena y así compensar los bocadillos, que deben ser saludables.

Lo que esto hace en tu cuerpo es que queme completamente todas las calorías que comes y sólo almacena lo suficiente para el día.

Al hacer estos quiebres en la comida y dividirlas en pequeñas porciones, no deberás preocuparte por comer demasiado de una sola vez.

Vamos a entender el proceso de la comida pasa en nuestro cuerpo.

Al comer, la primera parte del proceso digestivo se activa cuando tienes la comida en la boca.

En la boca la comida es triturada y dividida en partes más pequeñas para luego pasar al estómago, por lo que si masticas mal, los trozos de comidas son muy grandes en tu estómago y se digieren mal.

Esto hace que se forme más grasa en tu cuerpo, además el cuerpo tarda más tiempo en el proceso, por lo que si comes y masticas más lento el proceso serás más normal y dejaras que tu cuerpo digiera mejor el alimento, por lo que acumulará menos grasa.

Después de comer no te vayas a dormir, cuando haces esto, le estás diciendo a tu cuerpo que descanse con todo el alimento en tu estómago y no terminará la digestión, eso te llevará a acumular más grasa.

Trata de caminar un poco después de cada comida, esto hará que tu sangre fluya por todo tu cuerpo y distribuya la energía por todos lados. Lo anterior significa que debes comer de 3 a 4 horas antes de irte a dormir, para que tu cena sea digerida bien en tu cuerpo y esté preparado para dormir sin acumular grasa.

Nos vemos en la siguiente parte.

Saludos, mucho éxito y porsperidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *