Parte 4 – Regla De Oro

Cuando estés en un plan para bajar de peso, la disciplina es el factor más importante.

Perder peso a través de una dieta puede tomarte desde meses a años, dependiendo de tu sobre peso y de tu disciplina.

Los planes que son extremadamente rápidos pueden causarte el temido “efecto Yo-Yo”.

El término “efecto Yo-Yo” se refiere a que si sigues un plan para bajar de peso extremo, donde bajas muy rápidamente de peso, vuelves a comer y vuelves a subir de peso rápidamente y muchas veces hasta el doble.

Este “efecto Yo-Yo” pasa debido a que los planes que sigues pueden ser demasiados extremos, limitando la comida que ingieres y olvidándote de un montón de comidas necesarias para el cuerpo, por lo que llega un momento donde no puedes seguir este plan extremos y vuelves a comer aun más que antes.

Otra de las causa de la subida de peso es la falta de disciplina después de lograr el objetivo.

Para evitar esto, tienes que ir despacio en sus planes para bajar de peso, tal vez tome unos meses para ver grandes resultados pero si sigues constante los tendrá.

No es sencillo cambiar los hábito que has construido durante los años, por eso es que necesitas disciplina, determinación y fuerza de voluntad de que lograrás seguir hasta el final

Al principio, cambiar un hábito es muy difícil, debes tener un plan diario en el primer mes, esto te dará los cimientos que necesitas para seguir con tu plan.

Al mismo tiempo, tu fuerza de voluntad estará en lo más alto, por lo que hay que sacar ventaja de ello y entrenar a tu cuerpo para que acepte los nuevos cambios, por lo tanto cuando estés en la mitad del camino y tu fuerza de voluntad no sea tan fuerte como al comienzo, tus hábitos nuevos te harán que sigas adelante sin esfuerzo.

No tienes que hacer un plan para bajar de peso sola, puedes pedirle a un amiga que te acompañe en esta travesía, pero que sea alguien como tú, positiva, ya que si es alguien negativo puede que tus resultados sean más lentos y lo más probable es que ese mismo pesimismo y negatividad te la contagie y termines rindiéndote y no queremos que eso suceda ¿o sí?

Debes considerar que todo nuevo plan para bajar de peso es distinto a otro, pero en algunos aspectos son similares, trata de evitar esos planes que aborrezcas ya que te ponen con una mala disposición a dicho plan y eso te asegura una mala voluntad de seguir más adelante, incluso puede determinar en que tú abandones el programa, por lo tanto, diversificando tu plan puedes encontrar el plan ideal para ti, en el cual estés a gusto y estés dispuesta a seguir mes a mes hasta el final.

Si te ofrecen comida, recházala educadamente y explique el por qué si encuentras que es necesario, pero si el anfitrión sigue insistiendo en que tomes, al menos un bocadillo, sólo toma una pequeña porción de la comida.

Comer una porción pequeña siempre es mejor que comerse todo y no deberías sentir que estás ofendiendo al anfitrión por comer poco, toma en cuenta que si rompes una de las rutinas alimenticias que te has propuesto no significa que todo tu día se ha perdido y que ahora da lo mismo seguir con el plan del día, eso no es así, sólo continúa con tu día como si no hubieses roto ninguna rutina, sigue adelante.

Nos vemos en la siguiente parte.

Saludos, mucho éxito y porsperidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *