Parte 2 – Hechos Sobre Las Dietas Y La Pérdida De Peso

Si un plan para bajar de peso en particular no te ha funcionado es, en mayor medida, porque te hace pasar hambre, esto a su vez te lleva a tener mayor deseo de comer, por lo que pierdes la fuerza de voluntad y hace que comas más de lo que se debe, incluso de lo que comías antes.

Cuando hagas un plan para bajar de peso, no te enfoques sólo en vigilar el consumo de los, sino que hay varios factores que debes conocer antes de iniciar tu plan, los problemas de salud que se enfrentan o cómo prepararse física y mentalmente son sólo un ejemplo de lo que algunos planes para bajar de peso no mencionan.

En primer lugar, te encontrarás con los antojos cuando estés haciendo el plan, es inevitable, pero puedes hacer varias cosas para reducirlos, como por ejemplo puede comer bocadillos saludables como el apio o los frutos secos (en bajas cantidades), estas meriendas saludables te ayudarán a eliminar algunos de los deseos que tienes de llenar el estómago, así que lo mejor es no evitar las comidas cuando estás en un plan para bajar de peso, sino saber qué comer.

Tener el estómago vacío hace que quieras comer más, morirse de hambre es una mala idea, esto hará que se te antoje comer aún más y romper tu plan.

Ahora bien, muchas veces el hambre sólo es un indicio de que estás deshidratado y tu cuerpo te pide agua con hambre, no es que tengas hambre realmente, mantente hidratada o hidratado, si tienes un antojo, bebe un vaso de agua antes de buscar unos bocadillos.

Si tienes ansiedad específica e incontrolable, que sea por algún motivo emocional, entonces no tengas ningún tipo de alimento que anheles en su casa. Esto sólo va a incitarte a comerlos, por lo que hace otras cosas para mantener tu mente ocupada, tales como ver una película o dar un paseo al parque. Los deseos que sientas, en su mayoría, son tus viejos hábitos y no verdadera hambre.

Está bien ceder a los antojos, pero sólo de vez en cuando, porque prohibirlos va a generar un efecto negativo en tu mente por lo que ceder de vez en cuando te hará sentir menos culpable, mientras mantienes todo bajo control.

Un plan para bajar de peso es un proceso lento y a largo plazo.  Hay varios procesos que aceleran las cosas, pero se necesitaría más compromiso y motivación diaria.

Tratar de acelerar un plan para bajar de peso por ansiedad no es recomendable, pues la mayoría de la gente, incluyéndote a ti, no se puede mantener al día con un plan normal, ya que por lo general no son capaces de comprometerse consigo mismo completamente, y si eso te pasa a ti, lo más seguro es que dejes el plan para bajar de peso.

Si por casualidad logras la meta es muy probable que no mantengas un buen hábito de alimentación y lo más probable es que comiences a ganar peso de nuevo. Así que lo mejor es tener un plan a largo plazo, en el que tendrás un tiempo más largo para comprometerte en tus resultados permanentes, aunque el proceso puede parecer lento, los resultados serán permanentes.

También debes considerar que tu plan para bajar de peso no funcionará si no haces algo de ejercicio.

En promedio, una persona adulta quema aproximadamente, si es varón, 2.000 calorías y si es dama, 1.750 calorías, esto varía entre las personas, ya que tienen un metabolismo diferente, estructura corporal diferente e incluso las actividades diarias que hace son diferentes.

Si eres una persona que se queda en casa y no hace nada de ejercicio, entonces no verás grandes resultado r en forma rápida.

Por ejemplo, si tú consumes (comes) 2.000 calorías al día, pero sólo quemas 2.200 calorías al día, vas a requerir mucho tiempo para ver un resultado adecuado y el hacer ejercicio aumenta la quema de calorías, y por defecto, esto provoca resultados mas evidentes y rápidos.

También hay una alta posibilidad de que vayas a fracasar en tu primer intento de hacer un plan para bajar de peso y las razones pueden ser variadas pero no debes vencerte, no temas a fracasar, debes buscar en los errores del pasado para ver lo que podemos aprender de ellos y corregirlos para el nuevo plan y te aseguro que si lo haces lo vas a lograr y tal vez te conviertas un modelo de inspiración para tu familia y amigos que quieren bajar de peso.

Nos vemos en la siguiente parte.

Saludos, mucho éxito y porsperidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *